UN FUTURO CONECTADO

el internet de las cosas

Se nos avecina un futuro conectado.

Nos prometen que, con la tecnología que interconectará todos los dispositivos inteligentes en nuestro hogar, la vida será más simple y eficiente.

El concepto de una “casa inteligente”, por atractivo que parezca, no nos hace dar cuenta de que será dejar las riendas de nuestro hogar en otras manos, aunque, esperemos, no lejos de nuestra intención. No obstante, aún está lejana, para la mayoría de los mortales, la soñada “casa inteligente”, ya que para que nuestra casa alcance inteligencia absoluta, antes deberemos soltar algo de dinero, o sea, algo así como invertir en su educación.

Si nuestras manos no llevarán las riendas de nuestra propia morada ¿quiénes lo harán? Pues, el control, como en todo lo que conocemos como el “Internet de la Cosas” (IoT), lo harán los Asistentes. No, no me refiero a que todos tendremos un mayordomo como en las mejores familias de antaño. Los  Asistentes de las grandes empresas tecnológicas que a día de hoy pelean por llevar la delantera, especialmente en el  IoT, serán los que modulen la  actividad doméstica. Un suculento pastel para las grandes empresas ya que todos tenemos acceso a esas pequeñas “cosas” y además, estamos rodeados de “cosas”.

Todos para uno y uno para todos

IoT

IoT

Pues bien, todas esas cosas se articularán desde la conexión o mejor dicho interconexión y la sincronización. Todos los dispositivos estarán interconectados de manera inteligente.

Los diferentes terminales verificarán nuestro correo y las notificaciones que nos lleguen. Harán las compras por nosotros, conectándose directamente con la tienda, o la farmacia. Manejarán nuestros horarios y compromisos y mil cosas más automáticamente.

Esos  asistentes personales de los que estoy hablando ya son una realidad. Asistentes de voz como Google Assistan, o el de  Amazon, Alexa, están cada vez más perfeccionados y preparados para  desarrollar diversas tareas en el hogar, y desde el lugar de vacaciones en el que estemos o, desde la oficina o el hospital, dará igual desde donde, los dispositivos electrónicos en nuestro hogar estarán esperando nuestras  órdenes.

Próximas novedades

Parece que lo doméstico estará en el pódium de la novedad en los próximos años. Por tanto pululan electrodomésticos y dispositivos por doquier. Los altavoces se llevan la palma en esta primera carrera para entrar al hogar de cada uno de nosotros, un atractivo y estratégico sitio donde posicionarse.

Hasta el año pasado el altavoz inteligente Amazon Echo era el líder del mercado pero, el lanzamiento del dispositivo de Google le hace tambalearse del primer puesto. También el dispositivo de Apple ha tenido algo que ver con ello, sin descartar que, en este juego hay otros actores importantes, como la china Alibaba que  con sus propios altavoces también compite.

Google Home, los altavoces inteligentes de Google,  utilizan Google Assistant, y fue lanzado en España este junio.

Una oreja en casa

Google Home es el dispositivo al que se puede realizar consultas, aunque la versión española aún no dispone de algunas funciones. El asistente está alerta, escuchando todo, dispuesto hasta que el usuario le pida sus servicios con un “Ok Google”.

La configuración es muy sencilla. Tras enchufarlo a una fuente de alimentación, descargar la app y  asociarlo a una cuenta de Gmail  vinculándolo al móvil mediante bluetooth, estaremos en condiciones de empezar a darle órdenes. Ya desde la aplicación instalada, se podrán realizar otras configuraciones como conectarlo a la WiFi de casa.

Una vez configurado podremos ordenarle que reproduzca música o un video, controlaremos enchufes o electrodomésticos compatibles y hacerle consultas sobre el tráfico, la meteorología, pedirle que se comunique con tiendas, restaurantes,  planificar la compra, gestionar las alarmas y hasta configurarlo para que seleccione noticias de algún medio de comunicación que sigamos. La incógnita se presenta si pensamos en la seguridad. El Google Home accederá a información que tengamos vinculada al Gmail como contactos, los calendarios  o las aplicaciones que estemos utilizando. Es necesario claro está, mantenerlo conectado vía WiFi.

Cámaras y pantallas para el monitoreo desde nuestro Smartphone

Unas herramientas que perfilan hacia el control total del hogar son las cámaras, pantallas y sensores de movimiento que, desde nuestro Smartphone monitorearán todo lo que ocurra.

Hace un par de semanas en IFA, la feria tecnológica referente, celebrada en Berlín, quedó claro que la mira de los grandes esta puesta en  el IoT  y de cada objeto capaz de prestar interacción en la vivienda.

Aquí Google lleva gran ventaja quien a través de la empresa Montain View se ocupa de diferentes objetos con su Google Assistant presente también en móviles con Android.

Google Assitstant animará y dará vida a dispositivos y objetos pero, los demás vienen tomando nota del detalle y preparan sus estrategias en la misma dirección.

Por ejemplo, LG intentó aliarse con Google, Samsung cuenta con Bixby, un asistente inteligente propio que avanza con paso firme y solvencia. Esta semana supimos que Samsung ha patentado un “anillo inteligente”, desde el que se podrá controlar los electrodomésticos del hogar con solo mover un dedo.

Lo cierto en que Samsung ha materializado varias ideas, su   frigorífico Family Hub está equipado con una pantalla táctil increíble, desde la que se puede crear recordatorios, gestionar un calendario familiar y escribir memos mientras se disfruta  de música y de entretenimientos.

La idea central de todos es poder tener acceso y dominio a nuestra casa desde cualquier sitio y en cualquier momento. Las pantallas serán las protagonistas revistiendo los hogares. Una carrera que no es de ahora, y en la que intervienen muchísimas empresas por una porción del pastel.

La propuesta de negocio está en volcar esta tecnología a cualquier objeto que forme parte de nuestra vivienda. Los asistentes inteligentes tendrán, por lo tanto, el poder.

Y a este carro intentan subirse empresas de todo el mundo. La española Energy Sistem prepara para lanzar en Navidad una torre de sonido, con Alexa integrado.

La Open Connectivity Foundation (OCF) es un organismo de estándares abiertos para el IoT. Fabricantes como Electrolux, LG Electronics, Haier y Samsung Electronics se han unido con la OCF en aras del mejoramiento de la interoperabilidad en los electrodomésticos y por supuesto, las manos ya se las están frotando.

Un potente despliegue de tecnología que abre la puerta a nuevos modelos de negocio y conllevará grandes cambios en nuestra cotidianidad. Eso sí, aún habrá que resolver una de las peores complicaciones a las que se expone el IoT y es el hecho de que son uno de los objetivos preferidos de los ciberdelincuentes. Si con la llegada de los drones aparecieron varios “Curro Jimenez” para derribarlos, ahora, los cacos interesados por entrar a las viviendas tienen un nuevo desafío.

El IoT es la gran revolución indiscutible de las cosas y no tiene marcha atrás.

 

Debes estar conectado para publicar un comentario

Comparte por Email
Facebook
Facebook
Google+
https://www.xn--webscorua-s6a.com/2018/09/08/un-futuro-conectado">
Pinterest
Pinterest
LinkedIn
Instagram